BERNIE SANDERS, EL SENADOR SOCIALISTA DE E.U.

Actualidad

Por Eduardo Gutiérrez Arias.

Cuando a Bernie Sanders le preguntaron porque su temprano interés por la política respondió: “Un tipo llamado Adolf Hitler ganó unas elecciones en 1932 (en Alemania) … y 50 millones de personas murieron como resultado … Lo que aprendí desde muy pequeño es que la política es, de hecho, muy importante”. Nació en Brooklyn, Nueva York en 1941, hijo de un inmigrante polaco que debió huir de la persecución nazi por su origen judío, perdiendo a la mayoría de su familia en los Campos de Concentración. Siendo estudiante de ciencias políticas en la Universidad de Chicago se afilió al brazo juvenil del Partido Socialista de América. Se vinculó activamente en el movimiento por los derechos civiles de los negros y de las comunidades aborígenes. En 1963 participó en la marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad que dirigió Martin Luther King y donde este pronunció su histórico discurso “Yo tengo un Sueño”.

Se opuso a la guerra de Vietnam y más tarde a la de Irak. Por 16 años fue diputado a la Cámara de Representantes y desde el 2006 senador por el Estado de Vermont. En el 2015 disputó con Hilary Clinton la candidatura Demócrata a la presidencia de Estados Unidos. En las actuales elecciones primarias del mismo partido, vuelve a estar entre los más opcionados para disputarle la presidencia al Republicano Donald Trump, debido en lo fundamental al inmenso respaldo de la juventud, la comunidad latina y los afrodescendientes. Sus propuestas de una salud y educación universal costeada por el Estado, de flexibilizar el ingreso de extranjeros a la Nación, de una política exterior no guerrerista y de respeto a la libre autodeterminación de los pueblos, le han valido el gran respaldo con que hoy cuenta. Es cierto que la derecha en el Partido Demócrata intenta atajar su candidatura diciendo que nunca podría derrotar a Trump dados los miedos que genera entre los norteamericanos, un candidato de izquierda. Sin embargo los tiempos cambian y en el mundo entero se siente la movilización y la fuerza de la juventud, el movimiento feminista, las minorías raciales y sexuales, buscando un mundo mejor, sin guerras, sin discriminación, con mayor equidad y con mayor libertad.

Lo que está en juego en estas elecciones primarías del Partido Demócrata y en las generales del 3 de noviembre próximo, es hasta donde la democracia incluyente y respetuosa del otro se ha vuelto mayoritaria en los Estados Unidos de Norteamérica para bien propio y de la sociedad global.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *